TU SEI QUI: HOME -> DANZATRICI E DANZATORI DEL VENTRE -> RANDA KAMEL

Randa Kamel

Randa Kamel è vivacissima, riempie il palco in maniera incredibile, sembra proprio divertirsi molto mentreballa, e sembra fare esattamente ciò che ha voglia, ciò che sente. Suscita infatti i commenti più divergenti: una danzatrice così o si ama o si detesta, senza vie di mezzo. E' dotata di una precisione tecnica notevole, assoluta, e di parecchia fantasia coreografica, usa lo spazio in maniera estensiva, spostandosi su palco in ogni direzione con camminate e velocissimi giri: sembra che nulla le costi fatica. I movimenti dei suoi fianchi sono molto secchi, precisi, e usa una grande varietà di diverse vibrazioni, alcune delle quali create in modo personale.  Intrattiene il pubblico scherzando e giocando, è capace di tenere tutti gli occhi assolutamente incollati a sé.

Cuando está en Egipto, Randa se presenta en bodas, fiestas y en el crucero Nile Maxim*. Aunque su orquesta completa está compuesta por 28 músicos (percusiones, nay, teclado, acordeón, violín, guitarra, piano, contrabajo, metales y 3 cantantes), en el Nile Maxim no se presenta con toda su orquesta porque el escenario es pequeño.

El resto del tiempo viaja por el mundo impartiendo seminarios. Ha participado como profesora en el festival Ahlan wa Sahlan de Raqia Hassan en El Cairo y organiza cursos propios de danza árabe en su país (Randa, of course).

Asimismo del 23 al 30 de agosto de 2013 será la anfitriona del festival “Raqs, of course” en El Cairo en el que participarán los siguientes maestros: Dandash (Egipto), Momo Kadous (Egipto/Alemania), Gamal Seif (Egipto/Alemania), Amir Thaleb (Argentina), Mohamed Shahin (Egipto/EUA), Magda Kadous (Egipto/Alemania), Mohamed el Sayed (Egipto/España), Yasmina Ramsy (Canadá), Elena Ramazanova (Rusia), Rajaa (Francia), Jade el Jabel (Brasil), Yael Zarca (Francia), Angeles (Argentina), Faren (Italia), Raksana (EUA) y Nada Kamel (Japón).

Asimismo, habrá una competencia de danza y un desfile de modas de los diseñadores Hisham Osman y Fernando Corona. Informes: raqsofcoursefest@yahoo.com o randakamel76@yahoo.com

Su historia

Randa Kamel nacque a Mansoura in Egitto, città tradizionalista e moralista, all'epoca: per Randa era sempre un problema ballare nelle feste di famiglia e degli amici, perché veniva parecchio disapprovata.Ma lei adorava ballare e gli amici glielo chiedevano sempre.

A 15 anni entra nel gruppo Reda a studiare folklore, e ci rimane fino ai 22 anni.

Con una formazionedi studi in psicologia, Randa iniziò la sua carriera di danzatrice prorfessionista a 21 anni, ad Alessandria. Dopo due anni decise di trasferirsi al Cairo, dove iniziò a lavorare in ristoranti e night

Per quanto riguarda la danza orientale, invece, non prese mai lezioni: sviluppò da sola il suo stile personale.

 

Posteriormente, se mudó a El Cairo y trabajó en restaurantes y cabarets durante cuatro meses hasta que entró a trabajar al Hotel Meridien de El Cairo, en donde compartió el escenario durante una semana con la famosa bailarina Fifi Abdou.

Randa bailó como solista en el espectáculo nocturno del hotel durante dos años, y posteriormente empezó a trabajar en el lujoso crucero Nile Maxim del Hotel Marriot, que navega por el río Nilo en El Cairo.

 

Le gusta trabajar en El Cairo por la música en vivo, pero también le gusta viajar y enseñar la danza oriental. “rCuando bailo fuera de Egipto me siento como una mensajera de mi país y cultura”, dice.

Sobre los prejucios con respecto al belly dance en su país, dice: ”En Egipto se cree que la danza oriental es una representación de la belleza de la mujer, para seducir a los hombres. Pero yo no estoy de acuerdo. Esta danza es un arte milenario y difícil, una de las formas más difíciles de bailar. Por eso no bailo seductoramente”.

Una de sus bailarinas favoritas es Samia Gamal, por su elegancia en la danza y sensibilidad para la música, así como por sus movimientos de manos, hombros y expresiones faciales. “Conforme fui creciendo, empecé a apreciar a Naima Akef”, agrega.

Sobre su estilo de bailar, Randa dice que combina pasos de ballet, folklor, de las bailarinas clásicas como Suheir Zaki o Samia Gamal y pasos que ella misma ha inventado.

(Para saber más de estas bailarinas, puedes leer este artículo sobre la época de oro de la danza árabe

Para ella: “la danza debe tener energía y poder, movimiento continuo. No me gustan los movimientos suaves. Me gusta mostrar distintas expresiones, sentimientos, no dejo una sola parte de mi cuerpo sin mover. Quiero que todos los que vean mi danza sientan mis movimientos. Esa es la única manera de atrapar la atención de los espectadores: la sorpresa”.

Aunque le gusta el estilo baladi y el moderno oriental, su música favorita para bailar es la de Um Kulthum, porque “todo en sus canciones es hermoso”, dice, “la letra, la música; hay tanto sentimiento en ellas que atrapan mi corazón”.

Cuando baila nunca prepara coreografías, sino que lo hace desde el corazón, con sentimiento. Considera que las coreografías sólo sirven para enseñar. La parte que más disfruta de sus presentaciones son los aplausos del público.

 

Dice que cuando termina su show, siempre le entran ganas de llorar. “Cuando veo que a la gente le gusta lo que hago, se me enchina la piel. Es algo muy importante para mí”.

“Tengo una personalidad fuerte, no me gusta el fracaso y no me rindo fácilmente”, dice Randa sobre sí misma, y agrega: “a veces me siento una gran artista, y otras, una mala bailarina y que debe ensayar más. (¡Qué alivio!, si eso le pasa a Randa Kamel, entonces qué podía esperarme yo :) )

Asimismo, dice que inventar un nuevo paso, manejar bien sus músicos y su casa y recibir aplausos después de sus presentaciones la fortalecen y la hacen sentir triunfadora. Con respecto a su hijo, Karim, dice que no quería embarazarse porque le gustaba su cuerpo y quería bailar, pero a insistencia de su madre decidió tenerlo. Ahora, dice, “si no lo tuviera, mi vida sería muy mala”.

Atribuye su éxito como bailarina a tres factores: “Quizá sea Dios, quizá sea la suerte o quizá que mi mamá me quiere mucho”. Y agrega: “Me encanta bailar, llevo la danza en la sangre”.

Con respecto a lo que ella considera el aspecto más importante de la danza, dice:

“Hay muchas bailarinas lindas, pero no todas bailan desde dentro y, por lo tanto, no hacen contacto con el corazón de los demás. Esto es lo que realmente viene de Dios. Más que la técnica y el baile, esto es lo primero”.

Como consejo a las bailarinas para entrar en escena, recomienda sentirse gloriosas en el escenario, orgullosas de sí mismas, únicas y hermosas.

Randa ha venido a México dos veces, la primera en 2011, invitada por Monse Saavedra, y la segunda en octubre de 2012, invitada por la Academia Zahra como parte del Festival Egipto en México.

Sus clases

Fue en esa segunda ocasión que tuve el privilegio de verla bailar y tomar tres seminarios con ella (baladi, moderno y clásico). Como bailarina, ocupa todo el escenario con movimientos poderosos y líneas bien defenidas. Como maestra, explica las coreografías por segmentos, preocupándose en todo momento por los pequeños detalles de los pasos y, sobre todo, por la expresión de las alumnas y la alegría que transmiten al público.

Para aprovechar bien la clase con ella, es necesario saber algunos pasos de ballet, como arabesques de brazo, chassé, pas de bourrée, y algunos de sus pasos propios, como shimmy con círculo, encajados y desencajados de cadera al frente y atrás con shimmy. En su clase puedes aprender el caminado con golpe de rodilla atrás, muchos pasos con giros super rápidos y oraciones completas en los que cada tiempo representa un paso distinto.

Randa divide a los estilos de la danza árabe en las siguientes categorías: oriental (clásico), moderno, shabi, baladi y folklor. De acuerdo con su técnica, los movimientos deben hacerse con los músculos, desde dentro del cuerpo en lugar de mover solamente la cadera. Asimismo, recomienda estirar bien los brazos y el torso en los pasos en relevé, para alargar la línea, y sonreir con la boca abierta en el escenario, para poder así contagiar al público de alegría.

Su estilo de bailar es muy dinámico y en sus coregorafías incorpora constantes giros con cambios de brazo y poderosísimos shimmies. Sin embargo, es en los movimientos lentos en donde se nota el control que tiene de todos sus músculos y la fuerza que imprime a cada uno de ellos. Para mí, fue una verdadera fortuna poder aprender de esta leyenda viva de la danza árabe y sentir de cerca su energía.

Como dato curioso Randa, fumadora empedernida, utiliza en la cintura una cadena de oro de la que cuelgan pequeños círculos. ¡Una verdadera monería! Asimismo, en el seminario traía en su muñeca derecha al menos 15 pulseras de oro y otra en el pie, así como un curioso anillo en forma de ankh (cruz egipcia) colocado justo debajo de la uña del dedo anular derecho.

 

 

 

 

Il Mosaico Danza - Via Pomezia 12 / Via Passeroni 6 Milano - C.F. 97205050152. Sede Legale: Via Correggio 22 Milano.

Per info su corsi lezioni e seminari: TEL. 02.5831.7962 - CELL. 339.2130364

Email: info@ilmosaicodanza.it